Hace un año habíamos hablado de este mismo tema. Más direccionado a lo que pasa con la copia de objetos, ropa y zapatos en China. En aquella ocasión pusimos nuestros ojos en el trabajo de un fotógrafo que a través de su lente interpretó la realidad cruel de los trabajadores, el lujo equivoco al que las personas aspiran y de la calidad perdida de los productos.

Hoy, no muy lejos de esto mismo, encontramos el caso del plagio realizado por una de las marcas que más ha dado de que hablar en el mundo de la moda y no necesariamente cosas buenas. ZARA, sí, la misma que ha creado producciones con mano de obra esclava, que es una de las marcas que más ha generado contaminación en el medio ambiente y que se ha ganado demandas por estas y muchas otras malas prácticas.

Coincidimos entonces con las palabras de la periodista Carla Pagespetit y la cita que hace en su columna sobre el plagio realizado por esta marca a emprendedores y marcas pequeñas. “Una vez es un error. Muchas veces es inexcusable”.

Acaso no les basta con poner de manera deliberada en sus escaparates todas las copias de marcas como Celine, Balmain, Prada, entre otras? Creo que el tema ya pasó de gris claro a negro completamente, porque ya se cruzó la línea y se rompió todo el respeto.

Pero lo que para unos es robo de propiedad intelectual, para otros puede ser simplemente una acción que no tiene valor, ya que no les interesa quién o de qué manera copiaron sus productos. Esto reta a mantener viva la creatividad y buscar la manera de crear algo nuevo las veces que sea necesario. Según la columna de “ItFashion” esto es lo que piensa la marca española de zapatos de lujo Just-ENE a quién lo último que le interesa es el plagio realizado por la multinacional.

Pero si vamos a lo mas profundo del tema, encontramos que desde siempre ha estado en juego y separado por una línea muy delgada lo que se denomina como creación, inspiración y copia. Vivimos un mundo donde ya todo está prácticamente creado, esto visto desde el diseño convencional. Diferente si lo vemos desde el diseño sostenible, que recién está en pleno desarrollo.

No defendemos las pésimas practicas de Zara y de muchos otros que bajo la sombrilla de “Inspiración” se llevan por delante el trabajo de otros. Lo que sí hacemos es invitarlos a que pensemos por un minuto a cerca del producto que estamos ofreciendo ¿Es innovador? ¿Es necesario patentarlo? ¿Es de calidad? ¿Se podría considerar un objeto único? Si es así, entonces sí haga lo posible y lo imposible por defenderlo.

Aquí un ejemplo de lucha. Veinte ilustradores en contra de un mostro que con solo parpadear puede borrarlos. Esperamos que puedan lograr el objetivo y Zara acepte la copia hecha a la línea de pines creada por este grupo de ilustradores independientes.

Haga click, compare y decida usted si quiere seguir comprando en Zara. http://shoparttheft.com/

Fuente: ItFashion

Portada: VanytyFair

Sobre El Autor

Patricia Rincón

Comunicación Social en Colombia, Diseño de indumentaria, marketing de moda y fashion management en Argentina. Creadora de la plataforma “SlowMotiv y “Semana de la moda Slow” en Colombia y Chile. Mi experiencia está enfocada en liderar equipos multiculturales, desarrollar estrategias de comunicación y relaciones públicas para marcas, dirigir marcas de moda, gestionar y producir eventos, generar contenido audiovisual y periodístico. Mis intereses principales están ligados al mundo del vestuario y las comunicaciones. Por eso creo espacios en los que puedo integrar personas, entregar información relevante y discutir sobre moda, sobre su industria, sobre un estilo de vida consciente, sostenible y Slow. Vivo lento, pero intenso. "Conéctate con lo que cubre tu cuerpo" SLOW DOWN!!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.