Cuando estás involucrado en iniciativas y proyectos que buscan en el fondo el mismo objetivo; un mundo mejor. Tiendes a creer que la mayoría de las personas entiende todo lo que hablas y la verdad es que no, porque es entendible, uno indaga más y está en constante diálogo con personas que buscan lo mismo.

Pero en varias oportunidades, a raíz de la Moda Sustentable y las preguntas o conversaciones que surgen al respecto con colegas de otras áreas, me di cuenta de que había un concepto que varias personas aún no manejan del todo o les cuesta creer, que son justamente los Negocios Sociales.

Un Negocio Sociales no es una fundación, una corporación u ONG. La constitución de los negocios sociales es como la de cualquier empresa, puede ser una sociedad limitada, una sociedad anónima, una sociedad por acciones o la definición jurídica que más nos acomode. Lo que convierte a un negocio en un negocio social es su misión misma, su manera de operar, el producto o el servicio que ofrece, pero por sobre todo, por qué lo ofrece.

En los negocios sociales priman las personas, su bienestar y el medioambiente. Eso quiere decir que las aspiraciones máximas para un Negocio Social; no es crecer, aumentar las ventas, disminuir los gastos fijos o rentabilizar una ganancia. La prioridad máxima de un negocio social, es justamente lo segundo, lo social y el lugar donde esa sociedad se desarrolla.

La mayoría de los negocios sociales son nuevos, pero tienen causas muy grandes, el negocio como tal es un vehículo para una causa más grande. Empresas que venden papel higiénico por internet y con un porcentaje o la totalidad de sus utilidades ayudan a combatir la falta de higiene sanitaria en países de escasos recursos. Diseñadores que trabajan con tribus para generarles trabajo, alimentos y educación, Pantalones Denim fabricados con cientos de toneladas de plástico sacados de los océanos, etc.

Como ven no se trata del producto o servicio, sino de la causa mayor. Eso sí, no todo se trata de ideales. Para que esa causa se cumpla, el producto o servicio que se desarrolla debe ser igual de bueno, igual de atractivo e igual de competitivo que los negocios comerciales, sino la causa mayor nunca llegará a ser algo más que un simple ideal.

Lo que debe suceder es que esas causas se conviertan en empresas sólidas y que esas ganas y convicciones se conviertan en negocios rentables. Nosotros en Slowmotiv siempre hablamos de que los negocios siempre tienen que ser sustentables y es como intentamos llevar adelante nuestro propio modelo de empresa, vamos lento pero seguros, vamos conscientes de que lo más importante no es lo económico, porque nos mueve una causa mayor, pero también vamos con la convicción de que las cosas se pueden hacer de otra manera, con el lado social y medioambiental como pilar, pero con la misma base competitiva de cualquier otro negocio. Es difícil? Muchísimo, nos han dicho que somos soñadores, que eso todavía no funciona, que mejor paremos, etc. Tenemos claro que a lo difícil de iniciar cualquier negocio, le hemos puesto otra dificultad, hacerlo de una determinada manera, de una manera slow. Y eso para nosotros, es un Negocio Social, pero Sustentable.

 

Portada: MyDubio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.